Un producto de : Palestra Editores
Cerrar
Inico de sesión:
Contraseña:
Olvidó su contraseña
Regístrese

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Buscador


Buscador Jurisprudencial
Tipos : Amparo contra resoluciones judiciales
Temas anidados


Amparo contra resoluciones judiciales (Extractos)
Amparo contra resoluciones judiciales:  Plazo de prescripción del amparo y resolución judicial firme
 
6.      Este mismo Colegiado a efectos de interpretar correctamente el segundo párrafo del artículo 44º del Código Procesal Constitucional, ha señalado también que “cuando el justiciable interponga medios impugnatorios o recursos que no tengan real posibilidad de revertir sus efectos, el inicio del plazo prescriptorio deberá contabilizarse desde el día siguiente de la fecha de notificación de la resolución firme a la que se considera lesiva y concluirá inevitablemente treinta días hábiles después de la notificación de la resolución que ordena el cúmplase con lo decidido, sin que igualmente se acepte articulaciones inoficiosas contra este último pronunciamiento jurisdiccional” (Cfr. Exp. Nº 00252-2009-PA/TC, fundamento 18). Por ello, resulta un despropósito iniciar el cómputo del plazo de prescripción del amparo contra resolución judicial a partir del momento en que se desestima la nulidad interpuesta por la recurrente contra la resolución que ordena el “cúmplase con lo ejecutoriado”, pues ésta constituía una articulación inoficiosa incapaz de producir efectos jurídicos procesales.

Amparo contra resoluciones judiciales: Plazo de prescripción del amparo contra resoluciones judiciales
 
3.      Que conforme a lo establecido en el artículo 44º del Código Procesal Constitucional “tratándose del proceso de amparo iniciado contra resolución judicial, el plazo para interponer la demanda se inicia cuando la resolución queda firme. Dicho plazo concluye treinta días hábiles después de la notificación de la resolución que ordena se cumpla lo decidido (...)”.
 
4.      Que sin entrar al fondo del asunto, este Colegiado considera que la demanda de autos debe ser desestimada ya que ha sido interpuesta fuera del plazo contemplado en el dispositivo legal acotado. En efecto, a fojas 12 del primer cuaderno se aprecia que el Segundo Juzgado de Trabajo de Lima el 23 de abril del 2007 le notificó a la recurrente con el “Cúmplase con lo Ejecutoriado”, en tanto que la demanda de amparo fue promovida recién el 26 de julio del 2007.
 
5.      En consecuencia al haber transcurrido en exceso el plazo prescriptorio establecido por ley, la demanda incoada resulta improcedente conforme lo establece el inciso 10) del artículo 5º del Código Procesal Constitucional. Al respecto, este Colegiado ha precisado que “(…) la norma analizada consagra un plazo que finaliza treinta días después de realizada la notificación de la resolución que ordena se cumpla lo decidido (…)”. (Cfr. Exp. Nº 00252-2009-PA/TC, fundamento 13). Y es que “el cómputo del plazo de prescripción en el amparo contra resoluciones judiciales involucra a dos resoluciones diferentes. Así, se inicia el plazo para interponer el amparo con la notificación al demandante en amparo de la resolución firme que lesiona algún derecho constitucional, y concluye dicho plazo treinta días después de notificada la resolución que ordena el cumplimiento de la decisión que se encuentra firme (…)” (Cfr. Exp. N° 00538-2010-PA/TC, fundamento 6).

Amparo contra resoluciones judiciales: 3.      Que el Tribunal Constitucional ha destacado en constante y reiterada jurisprudencia que el proceso de amparo contra resoluciones judiciales “está circunscrito a cuestionar decisiones judiciales que vulneren de forma directa derechos fundamentales toda vez que a juicio de este Tribunal, la irregularidad de una resolución judicial con relevancia constitucional se produce cada vez que ésta se expida con violación de cualquier derecho fundamental y no solo en relación con los supuestos contemplados en el artículo 4 del CPConst. (Cfr. STC N.º 3179-2004-AA/TC, fundamento 14).
 
Asimismo se ha establecido que el amparo contra resoluciones judiciales no puede constituirse en mecanismo de articulación procesal de las partes, las que por este medio pretenden extender el debate de las cuestiones procesales ocurridas en un proceso anterior, sea este de la naturaleza que fuere. El amparo contra resoluciones judiciales requiere pues, como presupuesto procesal indispensable, la constatación de un agravio manifiesto que comprometa seriamente el contenido protegido de algún derecho de naturaleza constitucional.  

Amparo contra resoluciones judiciales: 5.      Que en reiteradas  oportunidades este Colegiado ha manifestado que el proceso de amparo en general y el amparo contra resoluciones judiciales en particular no pueden constituirse en mecanismos de articulación procesal de las partes,  las que por este medio pretenden extender el debate de las cuestiones procesales ocurridas en un proceso anterior, sea de la naturaleza que fuere. El amparo contra resoluciones judiciales requiere como presupuestos procesales indispensables, la constatación de un agravio manifiesto que comprometa seriamente el contenido protegido de algún derecho de naturaleza constitucional (artículo 5° inciso 1 del Código Procesal Constitucional). Sin estos presupuestos básicos, la demanda resultará improcedente.

Finalidad: *¿Cúal no es la finalidad del proceso de amparo?

6.      Por lo demás cabe señalar que la alegación del actor en el sentido que lo percibido por combustible debe excluirse del cálculo de la pensión de alimentos por cuanto, según refiere, no forma parte de la remuneración, implica que la controversia sobre este aspecto (ya resuelto en el Poder Judicial) se traslade a la justicia constitucional, lo cual no se condice con la naturaleza de los procesos constitucionales. Sobre el particular, este Tribunal en reiterada jurisprudencia ha precisado que el proceso de amparo contra una resolución judicial no constituye una suerte de suprainstancia en el que pueda reproducirse la controversia resuelta en la vía ordinaria, pues la resolución de litigios surgidos de la interpretación y aplicación de la ley compete al Poder Judicial, siempre que tal función se realice con pleno respecto de los derechos fundamentales.



Otros extractos:
  • Derecho de defensa: Contenido

    Amparo contra resoluciones judiciales

    Edwin Rolando Pereyra
    Derecho de defensa: Contenido
    2.      En cuanto al derecho de defensa reconocido en el artículo 139º.3 de la Constitución, este Tribunal tiene dicho que éste “garantiza que los justiciables, en la protección de sus derechos y obligaciones, cualquiera sea su naturaleza (civil, mercantil, penal, laboral, etc.), no queden en estado de indefensión. El contenido esencial del derecho de defensa queda afectado cuando en el seno de un proceso judicial, cualquiera de las partes resulta impedida por concretos actos de los órganos judiciales, de ejercer los medios necesarios, suficientes y eficaces para defender sus derechos e intereses legítimos” (Exp. Nº 1231-2002-HC/TC, fundamento 2).


  • Igualdad: En aplicación de la ley

    Amparo contra resoluciones judiciales

    Edwin Rolando Pereyra
    Igualdad: En aplicación de la ley
    4.      De otro lado, en cuanto al derecho a la igualdad en la aplicación de la ley, reconocido en el artículo 2º.2 de la Constitución, este Tribunal también tiene dicho que éste prohíbe el cambio irreflexivo, inmotivado, arbitrario y sin vocación de permanencia del criterio judicial en casos esencialmente iguales o similares, por lo que para determinar la violación del derecho es menester que concurran los siguientes requisitos:



    a.       La acreditación de un tertium comparationis o la existencia de igualdad de hechos, ya que el juicio de igualdad solo puede realizarse sobre la comparación entre la sentencia impugnada y las precedentes resoluciones del mismo órgano judicial que, en casos sustancialmente iguales, hayan sido resueltos de forma contradictoria.

    b.       La identidad del órgano judicial, entendiendo por tal el mismo [órgano jurisdiccional] aunque tenga una composición diferente.

    c.       La existencia de una línea doctrinal previa y consolidada, o un precedente inmediato exactamente igual desde la perspectiva jurídica con la que se enjuició.

    d.      El apartamiento inmotivado del criterio aplicativo consolidado y exactamente igual o del inmediato precedente.





© Copyright - Observatorio de Jurisprudencia Constitucional - Todos los derechos reservados.

asesores-e asesores-e bitrix